Sobre los propósitos y de cómo conseguirlos (sueños y realidades) | What's Up!

Diccionario de sueños Diccionario de interpretacion de los sueños

 

Sobre los propósitos y de cómo conseguirlos (sueños y realidades)

 

La imaginación es un preciado bien que todo el mundo debería pedir a los Reyes Magos en el caso de no tenerla (en activo).

La imaginación es un vehículo importante porque ésta te puede llevar muy lejos, es más, puede llevarte a dónde quieras y a muy bajo coste.

Cuanto más grande es tu imaginación más grandes son tus sueños, y cuanto más grandes son tus sueños más grande será la motivación para llevarlos a cabo.

Ah! La motivación,.. eso sí que no tiene precio!.. apúntalo en la lista de los Reyes también… aunque esto vale extra, además tiene que venir con una buena dosis de compromiso para que funcione; y es como el coche, que sin carburante no va, por mucho que sus piezas sean de calidad excelente.

¿Y cómo hacer que todo esto funcione y poner en marcha la máquina?

Primero fantasea y viaja por tus sueños -que si el trabajo de tu vida en Broadway, Google o  Médicos Sin Fronteras -por poner algún ejemplo; hay que pensar en grande- discutir sobre los secretos de la Tierra y el Universo con Stephen Hawking o el Dalai Lama, conocer las tradiciones de Antigua y Barbuda, o comunicarte con soltura con los lugareños ese día que vayas de luna de miel a las Seychelles

Ahora llega el momento de la verdad, el momento de poner las cartas sobre la mesa, ¿qué hace falta para conseguir mi sueño? ¿qué necesito para transformarlo en realidad?

Por un lado, seguro que agallas y pasión (deseables e impepinables para todo proyecto que se emprenda)  y, por otro, el factor común de todos estos propósitos, la herramienta imprescindible, que es -ni más ni menos- que saber inglés. (¿El trabajo de tus sueños? CON inglés, ¿el viaje de tus sueños? mejor, CON inglés, ¿la conversación de tus sueños? CON inglés, ¿la pareja de tus sueños? multiplica tus posibilidades CON inglés).

Si la imaginación te lleva lejos, hablar inglés te da alas para ir a cualquier parte, a donde tú quieras, a todos lados.

Hablar inglés es como subir la persiana para que entre la luz del sol, es como tener el pase VIP que te permite sentarte en las primeras filas en el teatro o en el avión, es el pase VIP (al alcance de tod@s) a una vida más emocionante y rica.

Ahora viene lo difícil. Tenemos imaginación, un sueño, una meta, la motivación y el compromiso; ahora sólo falta el inglés como vehículo hacia nuestras metas. Cupón Oliva Oliva: 5% de descuento

Cómo conseguir los propósitos durante el 2015 Y NO TIRAR LA TOALLA en el intento?

Un propósito de cada vez. No intentes aprender inglés, dejar de fumar y salir a correr todos los días todo a la vez, porque lo más probable es que no consigas ninguna de las 3 cosas. Primero un objetivo y, cuando se consiga, pasar al siguiente.

Empieza por las metas más sencillas. Plantearse estudiar inglés todos los días 1 hora es quizás ‘too much’ para empezar y lo más probable es que estemos desmoralizados y hastiados al cuarto día.

Traza un plan con pequeñas metas a corto plazo. Es abrumador plantearse un objetivo para ‘el resto de tu vida’ y no es realista. Plantéate un objetivo por un mes.

Plantea un objetivo mesurable. No es lo mismo “aprender inglés este año”, que “ir a clase de inglés 1 hora los lunes, miércoles y viernes” o “aprenderse 10 phrasal verbs nuevos cada semana”.



Comparte tu meta con familiares y amigos. No hay nada como la presión de fracasar ante la mirada de los demás para darnos ese empujoncito extra que nos lleve a cumplir nuestro objetivo. El amor propio es lo que tiene.

Haz que alguien lleve cuenta de tu progreso. O mejor aun, comparte objetivo con alguien. Te dará un feedback positivo, te sentirás apoyad@ en el proceso y las dificultades, compartidas, se llevan mejor.

Crea una rutina y cambia un hábito negativo por uno positivo. Sustituye ese rato que dedicas delante de la tele o el ordenador, o ese hábito que es más una pérdida de tiempo que otra cosa, a llevar a cabo tu objetivo y crea una rutina. Por ejemplo, si estás dejando de fumar, sustituye el pitillo por un chicle o por un vaso de agua. Haz lo mismo siempre y obtendrás una costumbre.

Insiste aunque algún día falles. No te machaques por ello. Vuélvete a levantar y sigue caminando.

Cuando consigas un objetivo pasa al siguiente. Después de 30 días cumpliendo la rutina que te has impuesto, llega el momento de dar el siguiente paso. Puedes ampliar la intensidad (si antes estudiabas 2 días a la semana 1 hora ahora puedes estudiar 3, o si estabas aprendiendo 10 phrasal verbs a la semana ahora puedes sumarle 5 adjetivos semanales para aprender).

Prémiate. Cada esfuerzo merece su recompensa, y darnos un pequeño homenaje por cada objetivo conseguido ayuda a continuar. Pavlov sabía lo que hacía!

Pregúntate “¿qué gano y qué podría perder haciendo esto?”, y luego vuelve a pensar en todo lo (IM)POSIBLE una vez más.

 

Sobre los propósitos y de cómo conseguirlos (sueños y realidades)

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20