¡No metas la pata en inglés!: ejercicios para evitar errores comunes | What's Up!

Diccionario de sueños Diccionario de interpretacion de los sueños

 

¡No metas la pata en inglés!: ejercicios para evitar errores comunes

El miedo a meter la pata es una de las cosas que más nos bloquea a la hora de lanzarnos con un nuevo idioma. Pero para poder corregir tus errores, el primer paso es saber cuáles son: solo así podrás detectarlos y detenerte a tiempo. Hoy te ayudamos con ejercicios para evitar errores comunes en inglés.

Meter la pata en inglés: los errores más comunes de los españoles y cómo evitarlos

Los errores más comunes de los españoles en inglés

  1. Confiar en los false friends: cuando comparamos el inglés y el español, vemos que existen muchas palabras similares 
  2. Meter la pata en ingléspero… ¡no te fíes! Algunas de ellas son false friends: términos que suenan muy similares en ambas lenguas pero tienen un significado totalmente diferente.
  3. Usar mal las preposiciones de localización: in, or o at? Para nosotros, estas tres preposiciones se pueden traducir como «en», por eso nos cuesta distinguirlas. Pero en realidad es bastante sencillo si te aprendes una serie de reglas fijas: por ejemplo, in se usa para lugares geográficos, at para eventos, reuniones o conciertos y on para indicar que alguien está dentro de un transporte público o un edificio.
  4. Confundir for y since. Aunque en realidad no se parecen demasiado, ambas preposiciones se refieren a periodos de tiempo y para nosotros es frecuente usar una de ellas donde debería ir la otra. Recuerda: for indica la duración de un periodo y since se refiere al comienzo de la acción.
  5. Confundir do y make. Estos dos verbos nos dan dolores de cabeza porque en nuestro idioma usamos la misma palabra para ambos: hacer. Existen algunas pautas básicas para distinguirlos. Do se usa para acciones, trabajos y tareas que no producen un objeto, así como cuando no decimos exactamente qué estamos haciendo; en cambio, make suele referirse a algo que estamos construyendo o creando. Pero también hay muchas collocations o expresiones hechas que usan uno de los dos y que tendrás que aprenderte de memoria.
  6. Hacerse un lío con los comparativos y superlativos. Sus reglas de formación son bastante diferentes al castellano, así que no es extraño que al principio te cueste aprenderlas. Para empezar, debes saber que los adjetivos tienen tres formas (positivo, comparativo y superlativo) y que dentro del comparativo podemos establecer tres tipos: superioridad, igualdad o inferioridad. Una vez que tengas las reglas claras, el resto es cuestión de práctica.
  7. No emplear bien los verbos modales. Al igual que en el caso anterior, en nuestra lengua no existen estos «verbos especiales», así que podemos caer en la tentación de intentar conjugarlos igual que el resto. ¡Error!: entre otras cosas, los verbos modales son invariables, no tienen infinitivo y no necesitan añadir el auxiliar.
  8. Cometer errores de ortografía: el spelling en inglés es tan tricky que hasta ha dado lugar a un tipo de concurso basado en deletrear palabras, los spelling bees. Si quieres recordar las palabras más difíciles, te recomendamos recurrir a reglas mnemotécnicas o a memory cards.

Practice makes perfect: evita a meter la pata con nuestra guía gratis de ejercicios

Errores españoles eninglés hotworkwhat.1blogs.es

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20